Expande tu negocio con Logística de Amazon

¿Aún no vendes en Amazon?

Preguntas frecuentes sobre el IVA

Tienes alguna pregunta sobre el IVA? En la sección de Preguntas Frecuentes a continuación encontraras una lista de las preguntas mas comunes. No puedes encontrar la respuesta a tus preguntas? Visita nuestro foro para vendedores o contacta con el suporte vendedor (es necesario el acceso a Seller Central).

1. El IVA en Europa

1.1 ¿Qué es el IVA y cómo funciona?

El IVA es un impuesto sobre el consumo. Se recauda de transacciones comerciales, importaciones y circulación de mercancías entre los estados de la UE.

Para efectuar un cobro en concepto de IVA, primero debes registrarte a efectos de IVA y obtener un número de registro (consulta la sección que se muestra a continuación sobre los requisitos de registro a efectos de IVA)

Una vez que estés registrado a efectos de IVA, se te aplicará la legislación europea aplicable en materia de IVA del país en el que estés registrado. Normalmente esto significa que debes cobrar el IVA (si procede) en tus ventas. Además, así deberás indicarlo en tu factura (consulta con tu asesor fiscal los requisitos de facturación).

El importe de IVA que has de abonar a tu autoridad tributaria local, es decir, el que cobras a tus clientes, se desgrava con el IVA que tú pagas en los gastos necesarios para llevar a cabo tu actividad empresarial (ponte en contacto con un asesor fiscal para que te informe sobre los costes de IVA que puedes deducir). Por ejemplo, si te han cobrado IVA de España en una compra, incluido el IVA de importación, puedes deducir este IVA del de tus ventas a España en la devolución de IVA de España. 

El importe de IVA que se paga a la autoridad tributaria es el valor neto del IVA que hayas cobrado tú en España (ventas) menos el importe de IVA soportado en España (compras) que sea recuperable.

Ten en cuenta que debes comprobar los requisitos de informes y facturación en materia de IVA de cada país en el que te registres.  Aunque los requisitos suelen ser similares, puede que haya diferencias importantes. Consulta la sección 1.5 relativa a la facturación de IVA.

Dado que la legislación de la UE sólo exige que el tipo general de IVA sea de al menos el 15 % y el reducido, de al menos el 5 %, los tipos imponibles aplicados varían entre los estados de la UE y en función del producto. Además, algunos estados de la UE aplican normas independientes en áreas específicas.

La fuente de información más fiable sobre los tipos imponibles de IVA actuales de un producto específico dentro de un estado de la UE determinado es la agencia tributaria de cada país. Es posible que necesites que un asesor fiscal te ayude a determinar el tipo de IVA aplicable en cada caso.

Si almacenas, mueves o vendes productos en varios países de la UE, puede que tengas que registrarte a efectos de IVA en varios países. En ese caso, podrías tener que devolver el IVA en más de un país.

Los requisitos de registro a efectos de IVA en varios países son complejos, por lo que te recomendamos que consultes con un asesor fiscal, especialmente si almacenas productos en más de un país de la UE o si realizas ventas a distancia (consulta la sección que se muestra a continuación).

En muchos países de la UE, los clientes esperan una factura con IVA. La legislación en materia de IVA del país al que envías tus productos y donde se encuentra el cliente puede requerir que emitas una factura con IVA, pero normalmente, las expectativas de los clientes van más allá de aquello a lo que obliga la legislación. En Francia e Italia, por ejemplo, los clientes esperan una factura para los productos de mayor valor.

Cuando vendas productos en la UE, es posible que tengas que cobrar IVA. En ese caso, necesitarás un número de registro de IVA, presentar las devoluciones del IVA y abonar a las autoridades tributarias el IVA cobrado a tus clientes.

En la mayoría de los países de la UE es posible registrarse a través de Internet en la página web de la agencia tributaria del país en el que desees registrarte. La mayor parte de estas páginas web ofrecen la información relativa al IVA en inglés. Normalmente cuentan con un formulario de registro electrónico o con un formulario en formato PDF que es necesario descargar, cumplimentar y devolver por correo electrónico. En los casos en los que el registro a través de Internet no esté disponible, podrás consultar información sobre cómo obtener un número de registro de IVA directamente de las autoridades tributarias locales. Una vez enviada la solicitud de número de registro de IVA, puede que también recibas formularios que deberás firmar y remitir por correo ordinario.

El registro para obtener un número de registro de IVA puede tener asociadas diversas obligaciones, como la necesidad de presentar informes y emitir facturas con IVA.

1.2 Conceptos relativos al IVA

Se denomina "venta a distancia" a la venta y movimiento físico de productos desde un país de la UE de empresas a clientes (B2C) ubicados en otro país de la UE. Según la normativa general de la UE en materia de IVA, la venta de este tipo de productos está sujeta al tipo imponible de IVA del país desde el cual se realiza el envío. Esto va en contra de los fundamentos del IVA, que indican que, en última instancia, el IVA se cobrará en el país del consumidor. Las normas en materia de IVA relativas a ventas a distancia internacionales garantizan que el IVA se cobre en el país del consumidor cuando las ventas de empresas a clientes de un país de la UE (desde otro país de la UE) superen un valor determinado.

Este valor, que recibe el nombre de umbral de ventas a distancia, es un valor en euros determinado según cada el país de la UE.  Si tus ventas a distancia superan el umbral de dicho país, deberás registrarte a efectos de IVA en dicho país y cobrar el IVA local. Puedes optar por cobrar el IVA en el país al que realizas envíos desde el momento en el que empiezas a vender bajo la normativa de venta a distancia. Por ejemplo, si almacenas productos en España y vendes productos de empresas a clientes en Francia, tendrás que tener en cuenta el umbral de venta a distancia de Francia, independientemente de si estás establecido fuera de la UE. El domicilio social diferencial sólo afecta los requisitos para registrarse a efectos de IVA en España; es decir, si almacenas productos en España, estás sujeto a las mismas normas respecto a la declaración del IVA que una empresa con sede en España.

Para determinar si te debes registrar a efectos de IVA en base a las normas de ventas a distancia, te recomendamos que consultes con un asesor fiscal.

Por domicilio social se entiende:

  • Sede principal de la empresa; es decir, lugar desde el que operas comercialmente a diario, o
  • Establecimiento fijo: puede incluir una oficina (distinta de la sede principal), la oficina de un agente o un almacén donde almacenes y vendas tus productos.

Te recomendamos que consultes con un asesor fiscal con experiencia en cuestiones de IVA aplicable en España para determinar si tienes domicilio fiscal en España.

A efectos de estas preguntas frecuentes, consideramos que una venta de empresas a clientes es aquella que se realiza una persona que no está registrada a efectos de IVA o que no tiene obligación de estarlo. Esto incluye particulares, organismos públicos, entidades benéficas y empresas que no estén registradas porque su volumen está por debajo del umbral de registro de IVA o aquellas actividades que están exentas (p. ej., autoridades sanitarias) o fuera del ámbito de aplicación del IVA (p. ej., organismos públicos).

A efectos de estas preguntas frecuentes, una venta entre empresas es aquella que se realiza a una persona física o jurídica para la adquisición de bienes y servicios en lo relativo a actividades comerciales sujetas a IVA. Las actividades comerciales sujetas a IVA incluyen, entre otras:

  • La venta de bienes o servicios adquiridos en adelante a sus clientes
  • El uso de bienes o servicios en su proceso de producción (fabricación)
  • El uso de bienes o servicios en sus oficinas para fines empresariales

A efectos de estas preguntas frecuentes, hemos dado por supuesto que el cliente de una transacción entre empresas puede proporcionarte su número de registro de IVA.

2. El IVA en España

2.1. ¿Cómo funcione el IVA en España?

Si tienes que emitir una factura con IVA en España, esta debe incluir una determinada información mínima.  Esta información es la siguiente (podrían aplicarse excepciones, que deberás comprobar):

- nombre y dirección del proveedor;

- nombre y dirección del destinatario del suministro;

- fecha de emisión de la factura;

- número de factura (numeración secuencial);

- número de registro de IVA del proveedor;

- número de registro de IVA del cliente, siempre y cuando este esté registrado a efectos de IVA (esto es un requisito para la provisión de bienes o servicios entre empresas de distintos países, así como de ventas nacionales en España en las que el cliente tiene que tributar IVA español);

- cantidad y precio por unidad de los productos o servicios suministrados, y tipo de IVA aplicable en cada caso;

- descripción comercial de los bienes o servicios suministrados;

- fecha (como mínimo el mes natural) en el que se produjo el suministro y fecha de recepción de los pagos por anticipado (si se conoce);

- base imponible (importe sin IVA), dividida según el tipo general o reducido, así como los suministros exentos de IVA;

- descuento en el precio (si se acuerda previamente); y

- el importe del IVA con el tipo aplicable o, si se aplica alguna exención, una referencia de que la base imponible está exenta (por ejemplo, en el caso de los suministros intracomunitarios o de exportación de productos).

Si estás registrado a efectos de IVA y vendes productos en España, deberás cobrar IVA español a tus clientes. Consulta la sección siguiente sobre los tipos de IVA que quizá debas cobrar. Esto se denomina IVA repercutido.

Si vendes entre empresas en España, deberás emitir una factura cumpla con los requisitos de IVA (consulta la sección anterior para obtener más detalles sobre facturas con IVA).  Si vendes de empresas a clientes, no estás legalmente obligado a emitir una factura con IVA para suministros dentro de España, pero es una práctica habitual hacerlo cuando así se te solicite. En el caso de ventas a distancia de empresas a clientes en España (desde un inventario de otro país de la UE), siempre se requiere una factura con IVA.

El IVA que cobres en tus ventas se declara a la autoridad tributaria local a modo de devolución de IVA, que normalmente se realiza con carácter mensual, trimestral o anual. El IVA que se te cobre en tus compras/costes (es decir, cuando se te haya cobrado IVA español, incluido el de importación) se puede deducir del importe de IVA repercutido a la autoridad tributaria.  Esto se denomina IVA soportado. El importe de IVA que se paga a la autoridad tributaria local es el valor neto del IVA repercutido menos el importe de IVA soportado que sea recuperable.

La información que acabamos de indicar es sólo una descripción general, por lo que te recomendamos que consultes con un asesor fiscal en lo relativo a la presentación y envío de tus devoluciones de IVA.

Si realizas ventas a distancia de un inventario en España de empresas a clientes en otros países de la UE (por ejemplo: si vendes desde España a otro país de la UE) y todavía no tienes un número de registro de IVA en el país de destino, debes cobrar IVA español. En estos casos, debes cargar y contabilizar el IVA utilizando el mismo método que para ventas nacionales (véase la sección anterior). Ten en cuenta que siempre debes emitir una factura con IVA para España para las ventas a distancia desde España que estén sujetas a IVA español.

No obstante, si sobrepasas el umbral de ventas a distancia en otro país de la UE, deberás registrarte a efectos de IVA en dicho país. Esto significa que ya no debes cobrar IVA español para este tipo de ventas a dicho país; en su lugar, deberás cobrar el IVA del país de destino. Por ejemplo, si almacenas productos en Alemania y empiezas a venderlos a clientes de España, debes cobrar IVA alemán. Tan pronto como sea evidente que superarás el umbral de ventas a distancia en España, deberás enviar una solicitud de número de registro de IVA español a las autoridades fiscales de España y tendrás que cobrar IVA español en ventas de empresas a clientes de España (es decir, emitir facturas con IVA español y devolver el IVA en España).

Para las ventas a distancia, también puedes optar por tributar tus ventas en el país de envío (antes de superar el umbral de ventas a distancia). Una vez que hayas optado por esa modalidad, debes cobrar el IVA del país de destino y se aplicarán los requisitos de facturación de dicho país.

Si ya almacenas productos en el país de la UE del consumidor antes de la venta, no se considerará venta a distancia.  Por ejemplo, si vendes a consumidores españoles y les suministras productos que ya estaban almacenados en España, se tratará de una venta local en España, por lo que deberás considerar tu situación de registro de IVA en España.

Si vendes de empresas a clientes en otro país de la UE, no tendrás que cobrar IVA, siempre que cumplan determinadas condiciones. En España, tal y como se estipula en la página web de la Agencia Tributaria, estas condiciones son las siguientes (salvo las excepciones aplicables, que deberás comprobar):

- un suministro desde España a un cliente de otro país de la UE puede estar exento cuando:

- obtengas y reflejes en tu factura de venta con IVA el número de registro de IVA de la UE de tus clientes, incluido el código de prefijo de dos letras, y

- los productos se envíen o transporten fuera de España a otro país de la UE, y

- obtengas y conserves una prueba comercial de que los productos ya no están en España.

Deben cumplirse determinadas condiciones, por ejemplo, si se aplican otros requisitos de facturación específicos. Por lo tanto, te recomendamos que consultes con un asesor fiscal antes de realizar ventas de empresas a clientes de otro país de la UE

También existe la obligación de presentar documentos adicionales, como un listado de ventas de la UE (informe periódico que se presenta a la agencia tributaria en el que se indica el total de ventas intracomunitarias desde España a clientes registrados a efectos de IVA en otro país de la UE).

Una vez que estés registrado a efectos de IVA, puedes recuperar el IVA que pagues en España en relación al ejercicio de tu actividad profesional en tu devolución de IVA; es decir, puedes restar el IVA de tus gastos del IVA que hayas cobrado en tus ventas. El IVA que pagues en tus gastos se denomina IVA soportado. Es posible recuperar el IVA soportado fuera del proceso de devolución de IVA español si no tienes domicilio social en España y no necesitas tener un número de registro en España. Si es tu caso, te recomendamos que consultes con un asesor fiscal para obtener más información sobre los trámites que debes llevar a cabo.

Si vendes productos en España, el tipo impositivo de IVA puede variar en función del producto del que se trate.  En la actualidad, los tipos impositivos de IVA aplicables son 21 %, 10 % y 4 %. Si vendes productos en España de empresas a clientes con base en España pero tu empresa no se encuentra en España, no puedes cobrar IVA español en tus facturas a dichos clientes. En este caso, el cliente tendrá que determinar él mismo el IVA aplicable en España en sus devoluciones periódicas.

Si no estás seguro de qué tipo de IVA debes aplicar a tus productos, consulta con tu asesor fiscal.

2.2. Empresas establecidas fuera de la UE

Si importas productos a la UE para su posterior venta, por lo general tendrás que pagar el IVA de importación (y posiblemente aranceles) a la autoridad fiscal del país al que importas productos.  Ten presente que, si almacenas productos en países de la UE, deberás registrarte a efectos de IVA. Existen diversas formas de estructurar y pagar el IVA de importación. Si necesitas asesoramiento más detallado, te recomendamos que consultes con un asesor fiscal con experiencia en materia de IVA.

Consejo: Si vendes en varias webs europeas de Amazon, ten en cuenta que es posible que debas pagar el IVA en diferentes países de la UE, por lo que deberás solicitar distintos números de registro de IVA para cada país. Consulta a tu asesor fiscal para que te explique mejor las obligaciones relativas al IVA en la UE.

Si almacenas productos en España, los vendes y los mueves a clientes con base en España, debes registrarte inmediatamente a efectos de IVA en España (desde el momento en que tus productos entren en España). Ten en cuenta que también puede que sea necesaria una empresa extranjera (extracomunitaria) para designar a un representante fiscal español. De igual modo, si almacenas productos en otro país de la UE, deberás registrarte también en dicho país a efectos de IVA.

Si almacenas productos en España, los vendes y los mueves a clientes que no tienen base en España, debes registrarte inmediatamente a efectos de IVA. Ten en cuenta que también puede que sea necesaria una empresa extranjera (extracomunitaria) para designar a un representante fiscal español. Además, si almacenas productos en España, los mueves y los vendes a particulares de otros países de la UE (lo que se conoce como venta a distancia), es posible que también tengas que registrarte a efectos de IVA en el país de la UE donde se reciben tus productos. Si deseas obtener más información sobre los umbrales de IVA aplicables a las ventas a distancia a países de la UE, consulta este sitio web.

Si importas productos a la UE para su posterior venta, por lo general tendrás que pagar el IVA de importación (y posiblemente aranceles) a la autoridad fiscal del país al que importas productos.  Existen diversas formas de estructurar y pagar el IVA de importación. Si necesitas asesoramiento más detallado, te recomendamos que consultes con un asesor fiscal con experiencia en materia de IVA en España.

2.3. Empresas establecidas en un país de la UE

Ten en cuenta que si vendes productos entre países distintos de la UE, el tipo impositivo puede variar de un país a otro. Si almacenas productos en un país de la UE, deberás registrarte a efectos de IVA en dicho país una vez que tus ventas superen el umbral de registro a efectos de IVA, en caso de haberlo. Además, si transfieres tus propios productos de un país de la UE a otro, o si Logística de Amazon los transfiere de un centro logístico a otro de otro país, esta transferencia puede considerarse también como una transacción sujeta a IVA. Ten en cuenta que estás obligado al cumplimiento de la normativa aplicable relativa al IVA, incluidas las obligaciones fiscales aplicables al país del sitio web de Amazon, de los países desde los cuales envías tus productos, de los países a los que envías tus productos o de cualquier otro país que corresponda (por ejemplo, el país de importación en caso de importar productos procedentes de un país que no pertenece a la UE).

Consulta la sección anterior de ventas a distancia.

Consejo: Si vendes en varias webs europeas de Amazon, ten en cuenta que es posible que debas pagar el IVA en diferentes países de la UE, por lo que deberás solicitar distintos números de registro de IVA para cada país. Consulta a tu asesor fiscal para que te explique mejor las obligaciones relativas al IVA en la UE.

Si almacenas productos en España y sólo los vendes a clientes con base en España, debes registrarte a efectos de IVA cuando tus ventas superen el umbral de registro de IVA español. Si deseas obtener más información sobre los umbrales de IVA aplicables en tu caso, consulta el sitio web de la Agencia Tributaria de España.

Además, si mueves y vendes dichos productos a clientes de otros países de la UE (lo que se conoce como venta a distancia), es posible que también tengas que registrarte a efectos de IVA en el país de la UE donde se reciben tus productos. Si deseas obtener más información sobre los umbrales de IVA aplicables a las ventas a distancia a países de la UE, consulta este sitio web.

Si almacenas productos en otro país de la UE, lo mueves y los vendes a particulares con base en España, deberás registrarte a efectos de IVA en España si sobrepasas el umbral de ventas a distancia aplicable en España. Asimismo, en caso de que almacenes productos en otro país de la UE y los muevas a una ubicación de almacenamiento en España (ya sea por tu cuenta o a través de Amazon), es posible que tengas que registrarte a efectos de IVA en España.

Nota: La información incluida en esta página no constituye asesoramiento legal, fiscal ni de ningún otro tipo y, por tanto, no debe utilizarse como tal.

La información de esta página no constituye asesoramiento fiscal, legal ni profesional de ningún otro y, por tanto, no debe utilizarse como tal.